miércoles, 13 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (24) D Desatorgar - Desborregar - Desburcio - Desemana - Desenratar - Desentoñar - Desfambriado - Desfarrapar - Desgalgar - Deslavado - Desollón - Desotro

-Desatorgar: Sacar de la garganta o de la tráquea algo que ahoga.
-Desborregar: 1) Derrumbar. 2) Rodar por una pendiente o caer por un precipicio.
-Desburcio: Desperdicio de la carne.
-Desemana: La semana siguiente a la presente.
-Desenratar: Liberar las trabas o las cuerdas que impiden el movimiento de algo.
-Desentoñar: Desenterrar.
-Desfambriado: Persona que tiene pocas ganas de comer.
-Desfarrapar: Destrozar, romper, partir, trocear.
-Desgalgar: Correr mucho y muy aprisa.
-Deslavado: Insulso.
-Desollón: Cualquier agujero, golpe o rozadura de la pared.
-Desotro: El día siguiente a pasado mañana.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (23) D Debura - Dedina - Demediado - Demoniura - Dengue - Dentalambre - Dentambre - Derrotar - Desabrasar - Desajenar - Desamecer - Desarratar - Desatorcar

-Debura: 1) Leche desnatada. 2) Suero de la leche.
-Dedina, burbullín: Dedo meñique.
-Demediado: Vaso lleno solo hasta la mitad.
-Demoniura: Diablura.
-Dengue: Demanda, conflicto o juicio entre vecinos.
-Dentalambre, dentambre: Dentadura.
-Derrotar: Desaprovechar, malgastar.
-Desabrasar: Retirar una cazuela del calor para que deje de hervir.
-Desajenar: Abandonar, despedir o deshacerse de alguien, porque no conviene su presencia.
-Desamecer: Separar.
-Desarratar: Liberar las trabas o las cuerdas que impiden el movimiento de una persona, un animal o un objeto.
-Desatorcar: Soltar la tuerca del tornillo.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (22) C Corroñoso - Coscorudo - Coscujo - Croncharse - Cuarterón - Cuchar - Cuchufleta - Culear - Culetear - Curcuño

-Corroñoso: Oxidado, roñoso.
-Coscorudo: Tieso, duro, no flexible.
-Coscujo: Dícese, en general, de todo lo pequeño.
-Croncharse: Apolillarse o carcomerse.
-Cuarterón: Gajo de un cítrico.
-Cuchar: 1) Cobijar en el regazo. 2) Robar.
-Cuchufleta: Mimo, carantoña.
-Culear: Ir de un lado para otro sin hacer nada.
-Culetear: Removerse o estar sin sosiego.
-Curcuño: Bulto, rebujo.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (21) C Coracha - Corcomiarse - Corcuño - Corisco - Corita - Cornicote - Coroncharse - Coronjoso - Correndera - Corriza - Corroblas

-Coracha: Colilla del cigarrillo.
-Corcomiarse: Llenarse algo de carcoma.
-Corcuño: Bulto, rebujo.
-Corisco: Aire desagradable.
-Corita: Parte del pecho y espalda que se lleva cubierta por la ropa.
-Cornicote (de-): Se dice del riesgo de caer de cabeza al perder el equilibrio.
-Coroncharse: Apolillarse o carcomerse.
-Coronjoso: Roñoso, oxidado.
-Correndera: Carrera.
-Corriza: Mimbre retorcida con que se atan diversos objetos.
-Corroblas (andar de-): Estar de juerga.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Cuentos cortos - Bankei y el sacerdote (Cuento Zen)

Se encontraba una vez el Maestro Bankei hablando a sus discípulos cuando fue interrumpido por un religioso.
Bankei se calló y le preguntó qué quería decir.
El sacerdote, comenzó a alardear que el fundador de su religión podía realizar actos milagrosos, como dejar de respirar durante muchos días, andar por el fuego sin quemarse o permanecer sentado sin moverse muchos meses seguidos.
Orgulloso y satisfecho con su exposición, le preguntó a Bankei: ¿Qué prodigios puede usted hacer?
Bankei contestó: "Apenas uno, cuando estoy con hambre como y cuando estoy con sed, bebo".

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (20) C Ciscoletear - Cisquear - Cochar - Codeso - Cojado - Colomar - Conceñar - Conco - Contear - Contienda

-Ciscoletear: Entrometerse.
-Cisquear: Nevar con poca intensidad.
-Cochar: Cobijar en el regazo.
-Codeso, escodejo: Escoba.
-Cojado: Tiempo muy caluroso.
-Colomar: Colar algo o colarse alguien.
-Conceñar: Conciliar el sueño.
-Conco: Cóncavo.
-Contear: 1) Afirmar y apuntalar las ramas de un árbol cuando amenazan con romperse bajo el peso de la fruta. 2) Apuntalar un tejado o cualquier construcción que se comba y corre el riesgo de derrumbarse.
-Contienda: Explicación. (Se usa, sobre todo, en la expresión, siempre negativa: No dar contiendas).

martes, 5 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (19) C Chombo - Choringar - Cilingar - Cincarse - Cinciar - Cincio - Cingar - Cisca - Ciscar - Ciscarse

-Chombo: Torcido.
-Choringar: 1) Llorar un niño con pocas ganas, para llamar la atención. 2) Robar.
-Cilingar: Mover, menear.
-Cincarse: Detenerse antes de llegar al final del camino o al final del trabajo.
-Cinciar: Provocar la envidia de otro enseñándole aquello que desea.
-Cincio: Envidia, especialmente entre niños.
-Cingar: Mover, menear.
-Cisca: Vara para golpear, varear, etc.
-Ciscar: 1) Revolver pendencias. 2) Remover.
-Ciscarse: Atemorizarse, asustarse.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (18) C Charrado - Chichornear - Chimplar - Chinar - Chinguete - Chino - Chirlotada - Chiroldada - Chiscantazo - Chismorrito - Chivo

-Charrado: Cosa ridícula o de mal gusto.
-Chichornear: Entrometerse.
-Chimplar: Salpicar.
-Chinar: Sonarse la nariz.
-Chinguete (beber a): Beber a chorro.
-Chino: Borrón de tinta.
-Chirlotada: Chorro grande que cae de una bota o porrón de boca más ancha de lo normal.
-Chiroldada: Bobada, necedad, insentatez.
-Chiscantazo: Chasquido de algo al romperse.
-Chismorrito: Chato o vaso pequeño de vermut con gaseosa.
-Chivo (hacer-): Enfadarse.

domingo, 3 de diciembre de 2017

Cuentos cortos - El hechicero y las ovejas (Cuento oriental)

Un acaudalado hechicero que poseía gran cantidad de ovejas, pero que a la vez era extremadamente avaro. No deseaba contratar pastores y tampoco quería erigir una cerca alrededor de los pastizales en los que pacían sus ovejas. Consecuentemente las ovejas a menudo se adentraban en los bosques aledaños, caían en grandes precipicios o sufrían toda suerte de calamidades, pero por sobre todo, escapaban para nunca regresar porque sabían que el hechicero solo las quería por su carne y su lana, y esto no era del todo de su agrado.

Finalmente el hechicero encontró un remedio para esta situación: hipnotizó a todas las ovejas y las sugestionó para que creyesen, en primera instancia, que todas ellas eran inmortales y que ninguna suerte de daño para ellas podía resultar del hecho de ser trasquiladas o aun despellejadas. Que, muy por el contrario, todo eso era en realidad muy agradable e inclusive placentero para ellas.

En segundo lugar les sugirió la idea de que el hechicero era en verdad un buen amo que tanto amaba a su rebaño que estaba dispuesto a hacer cualquier cosa en el mundo por él.

Y en tercer lugar les hizo creer que si a fin de cuentas alguna cosa fuera a sucederles, no iba a ser en el momento presente, o cuando menos ese mismo día, y por lo tanto no había ninguna razón para que pensaran en ello. Aun más, el hechicero les hizo creer que no eran ovejas en lo absoluto: a algunas de ellas les sugirió que eran leones, a otras que eran águilas, a otras que eran hombres, y a otras más que eran hechiceros.

Luego de esto todas sus preocupaciones acerca de las ovejas desaparecieron. Nunca más volvieron a escapársele sino que más bien esperaban mansamente la hora en que el hechicero requiriera de su carne y pieles.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Cuentos cortos - La paciencia (Cuento taoísta)

Un joven acababa de aprobar las oposiciones de mandarín. Antes de tomar posesión de su primer destino oficial organizó una fiesta con sus condiscípulos para celebrar el acontecimiento. Durante la velada, uno de sus amigos que ocupaba un cargo desde hacía algún tiempo, le dio un consejo:
-Sobre todo, no olvides esto: la mayor virtud del mandarín es la paciencia.
El funcionario novato saludó respetuosamente al veterano y le agradeció cordialmente esta preciada recomendación.
Un mes más tarde, durante un banquete, el mismo amigo le recomendó una vez más que se esforzase mucho en la paciencia. Nuestro joven letrado le dio las gracias con una sonrisa divertida.
Al mes siguiente, se cruzaron en los pasillos cubiertos con fieltro de un ministerio. El veterano agarró por la manga al principiante, se lo acercó de un tirón y le sopló al oído su sempiterno consejo. Contraviniendo la acolchada etiqueta que era de rigor en los edificios oficiales, el otro retiró bruscamente su manga de seda y exclamó:
-¿Me tomas por un imbécil o qué? ¡Es la tercera vez que me repites lo mismo!
Mientras un cortejo de dignatarios indignados se volvía, el mentor declaró:
             -¿Ves?, hago bien en repetirlo. ¡Mi consejo no es tan fácil de poner en práctica!

viernes, 1 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (17) C Celingar - Cepelín - Cereño - Cerraguina - Cerrinegro - Chacillar - Chancar - Chapodar - Chapucar - Charandal

-Celingar: Mover, menear.
-Cepelín: Se aplica a lo que es muy rápido.
-Cereño: Se dice de lo húmedo y tierno.
-Cerraguina: Destrozo.
-Cerrinegro: Se dice de lo que tiene color oscuro.
-Chacillar: Tachar lo mal escrito.
-Chancar: Lanzar una cosa con rabia o desprecio.
-Chapodar: Suspender una asignatura.
-Chapucar: Salpicar.
-Charandal: 1) Trasto, cosa inservible. 2) Trabajo del que no se obtiene beneficio alguno.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (16) C Cariterio - Carpanta - Carrete - Carretera - Carrilla - Cascatoria - Cascón - Caseto - Castronada - Cebilla

-Cariterio: Aspecto de algo.
-Carpanta: Borrachera.
-Carrete: Corazón de la manzana.
-Carretera: Boca ancha del porrón.
-Carrilla: Carretilla.
-Cascatoria: Acción de cascar algo.
-Cascón: Persona mayor de treinta años.
-Caseto: Taberna o cantina pequeña en la que venden, además, algún comestible.
-Castronada: Caída.
-Cebilla: Mimbre con que se atan las escobas de barrer.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Cuentos cortos - La bolsa perdida (Cuento judío)

Se cuenta que en una gran ciudad vivía un hombre muy avaro, el que un día al salir de su trabajo, perdió una bolsa con quinientos ducados. Tan afligido se sentía, que no demoró ni un segundo en ir y poner un aviso en la entrada de la sinagoga para ofrecer una generosa recompensa al que la hubiese encontrado.
Un hombre, tan pobre como honrado, encontró la bolsa y no dudó en llevársela al avaro. Al recuperar éste su bolsa, se arrepintió de la recompensa, diciéndole al pobre hombre:
-En la bolsa tenía mil ducados y aquí no hay más que quinientos. ¿Dónde está lo que falta?
El pobre hombre, que entregó la bolsa sin sacar ni una sola moneda de ella, no pudo probar su inocencia y tuvo que regresar a su casa con las manos vacías. Al saberlo su esposa, le pidió que fuesen a ver al Rabí.
Dos eran las razones de la visita: la conducta del avaro, ya que no cumplió con la promesa de la recompensa, y peor todavía era, el haber calumniado al pobre hombre.
El Rabí, mientras se pasaba las manos por su larga barba blanca, reflexionaba. Por fin, citó al rico avaro.
-¿Qué cantidad de dinero había en tu bolsa? - le preguntó.
-Mil ducados.
-¿Y cuánto había en la que te entregó este hombre?
-Sólo había quinientos.
-Entonces, esta bolsa no es la que tú has perdido. Devuélvela a este hombre y espera a que te traigan la tuya.                                                                                                                                                                Con estas palabras el Rabí despidió a los querellantes. Y el avaro, con dolor en su alma, tuvo que entregar la bolsa al pobre.

martes, 28 de noviembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (15) C Caña - Cañavero - Cañete - Cañima - Capacha - Caperote - Capiscar - Carada - Cardinas - Cardino


-Caña: Coñac o brandy de baja graduación.
-Cañavero: Canuto de hilo.
-Cañete (beber a-): Beber a chorro de un botijo, bota o porrón.
-Cañima: En las ordenanzas de un municipio, la suerte que a cada uno de los vecinos le corresponde aprovechar.
-Capacha: Petaca en que se guarda el tabaco de picadura.
-Caperote: Capricho.
-Capiscar: Comprender, entender.
-Carada: Respuesta o contestación desabrida e importuna.
-Cardinas (pasar): Sufrir mucho en una determinada situación.
-Cardino: Morado.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Cuentos cortos - El asceta sospechoso (Cuento hindú)

Había un rey de corazón puro y muy interesado por la búsqueda espiritual. A menudo se hacía visitar por yoguis y maestros místicos que pudieran proporcionarle prescripciones y métodos para su evolución interna. Le llegaron noticias de un asceta muy sospechoso y entonces decidió hacerlo llamar para ponerlo a prueba.
El asceta se presentó ante el monarca, y éste, sin demora, le dijo:
-¡O demuestras que eres un renunciante auténtico o te haré ahorcar!
El asceta dijo:
-Majestad, os juro y aseguro que tengo visiones muy extrañas y sobrenaturales. Veo un ave dorada en el cielo y demonios bajo la tierra. !Ahora mismo los estoy viendo! ¡Sí, ahora mismo!
-¿Cómo es posible -inquirió el rey- que a través de estos espesos muros puedas ver lo que dices, en el cielo y bajo tierra?
Y el asceta repuso:
             -Solo se necesita miedo.

domingo, 26 de noviembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (14) B-C Bugada - Bujaca - Burbullín - Burriaga - Caciadentro - Cacicar - Caliqueño - Calvarear - Camentar - Candajear - Cantarido - Cantener

-Bugada: Tontería, bobada.
-Bujaca: Bolsa o cartera de piel que usan los muchachos para llevar los libros a la escuela.
-Burbullín, dedina: Dedo meñique.
-Burriaga: Sobra de comida.

-Caciadentro: Ansia o desmayo provocado por enfermedad o hambre.
-Cacicar: Entrometerse.
-Caliqueño: Cigarro de mala calidad.
-Calvarear: Salir de viaje a la buena aventura.
-Camentar: Suponer algo.
-Candajear: Salir frecuentemente a la calle y sin rumbo determinado.
-Cantarido: Canto desafinado.
-Cantener: Sostener el canto con voz recia.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (13) B Bala - Barruchi - Basnar - Bentestate - Berrinchina - Berrio - Berrón - Billeta - Bochincha - Bocachonada - Boroño - Borradera - Brochar - Bucharro

-Bala: Bramante.
-Barruchi: Barro que hacen los niños orinando sobre un montón de tierra.
-Basnar: Arrastrar algo.
-Bentestate: Expectativa.
-Berrinchina: Enojo o disgusto grande, sobre todo en los niños.
-Berrio: Enojo o disgusto grande, sobre todo los niños.
-Berrón: Espuma.
-Billeta: Lazada.
-Bochincha: Pandero o zambomba hechos con la vejiga del cerdo.
-Bocachonada: Palabra malsonante dicha con intención grosera y provocativa.
-Boroño: Pan mal cocido o mal amasado.
-Borradera: Goma de borrar.
-Brochar: Abrillantar.
-Bucharro: Agujero grande.

viernes, 24 de noviembre de 2017

Cuentos cortos - El yogui en el camino (Cuento hindú)

Era un yogui errante que había obtenido un gran progreso interior. Se sentó a la orilla de un camino y, de manera natural, entró en éxtasis.
Estaba en tan elevado estado de consciencia que se encontraba ausente de todo lo circundante.
Poco después pasó por el lugar un ladrón y, al verlo, se dijo:
-“Este hombre, no me cabe duda, debe ser un ladrón que, tras haber pasado toda la noche robando, ahora se ha quedado dormido. Voy a irme a toda velocidad no vaya a ser que venga un policía a prenderle a él y también me coja a mí”. Y huyó corriendo.
No mucho después, fue un borracho el que pasó por el lugar. Iba dando tumbos y apenas podía tenerse en pie. Miró al hombre sentado al borde del camino y pensó:
-“Éste está realmente como una cuba. Ha bebido tanto que no puede ni moverse”. Y, tambaleándose, se alejó.                                                                                                                                                                    Por último, pasó un genuino buscador espiritual y, al contemplar al yogui, se sentó a su lado, se inclinó y besó sus pies.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (12) A Atrafullar - Atrases - Atropos - Aturrutar - Aturuzarse - Atusón - Atuzar - Averarse

-Atrafullar: Realizar una labor deprisa y desordenadamente.
-Atrases: Conjunto de callejuelas y terrenos que rodean una zona urbana.
-Atropos: Cualquier cosa que esté desordenada o abandonada.
-Aturrutar: Atontar con ruido molesto, continuo o ensordecedor.
-Aturuzarse: Ofuscarse.
-Atusón: Peinado rápido y somero.
-Atuzar: Amansar, tranquilizar.
-Averarse: Sorprenderse o pasmarse ante una visión o una noticia.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cuentos cortos - El ego del eremita (Cuento hindú)

Era un eremita de muy avanzada edad. Sus cabellos eran blancos como la espuma, y su rostro aparecía surcado con las profundas arrugas de más de un siglo de vida. Pero su mente continuaba siendo sagaz y despierta y su cuerpo flexible como un lirio. Sometiéndose a toda suerte de disciplinas y austeridades, había obtenido un asombroso dominio sobre sus facultades y desarrollado portentosos poderes psíquicos. Pero, a pesar de ello, no había logrado debilitar su arrogante ego.
La muerte no perdona a nadie, y cierto día, Yama, el Señor de la Muerte, envió a uno de sus emisarios para que atrapase al eremita y lo condujese a su reino.
El ermitaño, con su desarrollado poder clarividente, intuyó las intenciones del emisario de la muerte y, experto en el arte de la ubicuidad, proyectó treinta y nueve formas idénticas a la suya. Cuando llegó el emisario de la muerte, contempló, estupefacto, cuarenta cuerpos iguales y, siéndole imposible detectar el cuerpo verdadero, no pudo apresar al astuto eremita y llevárselo consigo.
Fracasado el emisario de la muerte, regresó junto a Yama y le expuso lo acontecido.
Yama, el poderoso Señor de la Muerte, se quedó pensativo durante unos instantes. Acercó sus labios al oído del emisario y le dio algunas instrucciones de gran precisión. Una sonrisa asomó en el rostro habitualmente circunspecto del emisario, que se puso seguidamente en marcha hacia donde habitaba el ermitaño.
De nuevo, el eremita, con su tercer ojo altamente desarrollado y perceptivo, intuyó que se aproximaba el emisario. En unos instantes, reprodujo el truco al que ya había recurrido anteriormente y recreó treinta y nueve formas idénticas a la suya.
El emisario de la muerte se encontró con cuarenta formas iguales.
Siguiendo las instrucciones de Yama, exclamó:
-Muy bien, pero que muy bien. !Qué gran proeza!
Y tras un breve silencio, agregó:
-Pero, indudablemente, hay un pequeño fallo.
Entonces el eremita, herido en su orgullo, se apresuró a preguntar:
-¿Cuál?                                                                                                                                                        Y el emisario de la muerte pudo atrapar el cuerpo real del ermitaño y conducirlo sin demora a las tenebrosas esferas de la muerte.