lunes, 24 de julio de 2017

Cuentos cortos - Acción y movimiento (Cuento Zen)

A unos discípulos que no dejaban de insistirle en que les dijera palabras de sabiduría, el Maestro les dijo: "La sabiduría no se expresa en palabras, sino que se revela en la acción".
Pasado el tiempo les vio a todos afanados en numerosas actividades; entonces, soltó una carcajada y dijo: "Eso no es acción, es movimiento".

sábado, 22 de julio de 2017

Cuentos cortos - Gemelos con una sola cabeza (Cuento africano)

Una vez había unos gemelos que sólo tenían una cabeza para los dos.
Sus nombres eran Sainey y Sana.
A pesar de tener una sola cabeza no estaban de acuerdo.
Sana era fuerte pero obstinado.
Sainey era débil pero agudo.
Un día Sana le dijo a su hermano:
-Quiero ir a la guerra.
Sainey sabía que su hermano era tozudo y no quiso escucharlo. Por tanto, le dijo:
-Deja que primero lo consultemos con nuestros padres y que nos den su opinión.
Sana les contó su plan. Su madre dijo:
-No deben ir.
Su padre dijo:
-No deben ir.
Pero Sana estaba decidido a ir. Y Sainey fue forzado a ir.
A pesar de sus esfuerzos no pudo salvar a su hermano.
Sana murió en el campo de batalla.
Con dolor Sainey cantaba:
"Sana, tu madre te lo dijo
Pero no quisiste escuchar
Tu padre te lo dijo
Pero no quisiste escuchar
Ahora el muerto y el vivo
deben ir en una sola tumba
Oh gente del pueblo
Esto es extraño".
Cogió el cuerpo de su hermano desde el campo de batalla hasta el camino.
Débil, Sainey tuvo que arrastrar el cuerpo. Y de este modo lo llevó hasta su casa.
Los padres se acercaron a ellos.
Cuando vieron lo que había ocurrido, su madre lloró, su padre lloró.
La gente del pueblo fue a consolarlos y cargó con ellos hasta su campamento, donde fueron enterrados en una sola tumba.

jueves, 20 de julio de 2017

Cuentos cortos - El tordo, la paloma y el zorro (Cuento español)

El tordo, la paloma y el zorro decidieron trabajar juntos en un monte.
-Si vosotros hacéis el cerco, yo cavaré el suelo, dijo el zorro.
La paloma y el tordo cercaron el terreno, y el zorro dijo:
-Si vosotros caváis, yo sembraré el trigo.
Cavaron la paloma y el tordo, y el zorro dijo:
-Si vosotros sembráis los trigos, yo los segaré.
La paloma y el tordo sembraron y segaron.
Y vino la partición:
-Porque tú eres blanca, paloma, para ti la paja.
-Porque tú eres negro, tordo, para ti la cizaña.
-Porque yo soy el zorro de la cabeza roja, para mí los trigos.

miércoles, 19 de julio de 2017

Cuentos cortos - Creencia y creación (Sergio Gaut vel Hartman)

—Creo —dije apuntando con el dedo la cima de la montaña.
—No te creo —retrucó mi amigo, en la inteligencia de que soy un ateo irreductible—. Siempre me has dicho que no creías en nada.
—No entendiste. Creo de crear, no creo de creer. Insisto: mediante este simple gesto creo un lugar de energía en la cima de la montaña. Es como un faro que orientará a los invasores del espacio exterior para que localicen con facilidad el lugar de aterrizaje.
—Ah, eso. Y la creencia en seres extraterrestres, ¿no es una especie de fe? Me parece que te estás contradiciendo.
—No, tonto; no creo en seres extraterrestres —dije extrayendo la pistola desintegradora que no usaba desde hacía añosLos extraterrestres no son un tema de creencia. 
Por fin podría dejar de usar el ridículo disfraz destinado a encubrir mis actividades en el planeta Tierra. Sin embargo, no llegué a disparar. Mi amigo murió de un ataque cardíaco al ver mi verdadero aspecto.

lunes, 17 de julio de 2017

Cuentos cortos - La bandera y el viento (Cuento Zen)

Un maestro zen volvía de su paseo matinal cuando, en el portal del monasterio, encontró a dos monjes discutiendo ante una bandera que ondeaba al viento.
            -¡Lo que se mueve es la bandera! -gritaba uno.
            -¡No, lo que se mueve es el viento! -contestaba el otro.
            -¡Te equivocas absolutamente!
            -¡Tú ves la consecuencia pero no la causa!
La discusión fue subiendo de tono hasta casi llegar a las manos. Pero entonces vieron que había llegado su maestro, y los dos le preguntaron al unísono:
            -Maestro, ¿qué es lo que se mueve, la bandera o el viento?
            -Ni una cosa ni la otra -concluyó-, es vuestra mente lo que se mueve.

domingo, 16 de julio de 2017

Cuentos cortos - El celemín de trigo (Cuento español)

Había en un pueblo un molinero que medía el trigo que compraba con una medida que cabía un celemín, pero que era un poco mayor de la medida justa, y con eso les robaba un poco de trigo a los vendedores en cada medida.
Y tenía en su casa dos graneros grandes llenos completamente de trigo. Llegó el tiempo de la Pascua y se fue a confesar. Hizo un buen examen de conciencia y vio que no tenía que acusarse más que de estar midiendo el trigo con un celemín un poquito grande.
Y cuando llegó en su confesión al punto en que le preguntó el señor cura:
-¿Has hurtado alguna vez?
Dijo el molinero.
-Yo, nunca. Lo único que hago es que tengo un celemín un poco grande y como compro trigo, pues en cada medida me queda un poco de ventaja.
-Pues eso es hurtar. Y como todo lo que es hurto hay que restituirlo, y no vas a saber ni cuánto ni a quién se lo has de devolver, te vas a hacer otro celemín que le falte para la medida justa tanto como le sobraba al grande, y con eso vendrás a restituir todo lo que has hurtado.
El molinero prometió hacerlo así, le absolvió el señor cura, y al día siguiente ya se había hecho un celemín más pequeño.
Conque le llevó trigo un vendedor, se lo midió con el celemín nuevo y se lo tuvo que pagar un poco más caro, porque había subido el precio del trigo.
Vino otro vendedor, también se lo midió con el celemín nuevo y se lo tuvo que pagar más caro, porque había subido otro poco más.
Y al año siguiente, cuando se volvió a confesar, le dijo el señor cura:
-¿Te hiciste el celemín más pequeño?
-Sí, señor, al otro día de confesarme hice un celemín más pequeño.
-¿Y lo has empleado todo el año?
-Sí, señor, pero lo que pasa es que después de comprar el trigo a dos que me lo vinieron a vender, como el trigo estaba cada día más caro, pensé que me convenía vender todo el trigo, y lo he vendido todo con el celemín pequeño.

viernes, 14 de julio de 2017

Carta de Dios (María Luisa Alba Bustos)

Estimado y temido Hombre Todopoderoso:
Me dirijo a usted para hacerle llegar un ruego que espero pueda ser atendido por su parte. Seguramente habrá usted oído hablar de mi, soy Dios, ese ser que los suyos crearon hace muchos, muchísimos años, cuando todavía su especie apenas si se distinguía del resto de los animales. Cuando el desconocimiento, el temor, el deseo de protección y la ignorancia les hacía tan vulnerables como cualquier otro animal.
Me crearon ustedes a su imagen y semejanza, adornado con todos su defectos y virtudes, en aquellos tiempos primitivos era hasta divertido ser Dios, mejor dicho ser dioses, por que eran demasiadas sus necesidades como para crear un sólo Dios.
Me crearon, pero me crearon esclavo de sus creencias y necesidades. Me imaginaron bajo distintas formas y atributos. Cada nuevo creyente me ataba, y me sigue atando, con sus cadenas exigiendo de mí que le ayude a paliar su dolor y su ignorancia.
Me crearon, nos crearon cuando todavía no comprendían el mundo que les rodea y las leyes que lo rigen. Cuando ignoraban que podían existir leyes que rigen el mundo y el universo. Por eso me crearon, nos crearon tan disparatados, nos crearon con arreglo a sus propias fantasías y temores. Tan disparatado como sólo la mente un niño puede crear un ser inventado para que le ayude.
Mi historia Señor es muy triste, es la historia de un ser creado para paliar sus temores, sus ambiciones, su ignorancia y sus enfermedades.
Desde el primer momento se me utilizó como justificación de todos los desmanes y egoísmos propios de su especie.
Se me utilizó para justificar sus enfrentamientos, para justificar el poder que algunos hombres se atribuían, para que unos hombres dominaran a otros, para imponer sus normas y sus creencias diciendo que procedían de mí. Para que unos hombres se proclamaran portavoces de mi voluntad descalificando, en mi nombre, a todos aquellos que no creían en sus palabras.
Desde el primer momento ustedes crearon guerras entre nosotros para justificar sus intereses.
Nos utilizaron para justificar sus deseos de conquista, para vencer al contrario, para someterlo.
Nos utilizaron para justificar la inmensidad de muertos, heridos, torturados que esas guerras generaron y generan.
Nos utilizaron para justificar sus odios, su voracidad, sus deseos de venganza.
No creo que haya maldad en que ustedes no hayan invocado mi nombre.
Creo Hombre, que no ha habido ocasión en su historia personal y colectiva donde no se haya invocado mi nombre, o nuestros nombres, para defender sus intereses manifiestos y ocultos.
En mi nombre, en nuestro nombre se han cometido y se siguen cometiendo infinidad de matanzas, crímenes y tropelías que no tienen mas justificación que sus propios intereses.
Bajo la apariencia de seres infinitamente poderosos no somos mas que esclavos de sus creencias, esclavos nos crearon y esclavos seguimos, y así seguiremos mientras no nos liberen de esas cadenas que a ustedes les parecen tan justas, creyendo que nos alaban y que nos gustan.
Son las mismas cadenas con que los poderosos de su especie les atan a ustedes cuando dicen que interpretan nuestra voluntad, nuestras palabras y nuestros deseos.
Su especie, Hombre, ha avanzado mucho, no tanto como debiera por que en nuestro nombre también se ha procurado detener el avance de su especie, se han forjado mentiras inmensas, espantosas falsedades destinadas a detener su avance, se han matado y destruido a aquellos hombres y obras que abrían brechas en las murallas de la ignorancia.
Pese a todo ha avanzado lo suficiente para que ya no necesite creer en seres mágicos creados por su imaginación hace mucho, muchísimo tiempo.
Pese a todo hoy sabe que el mundo, el universo se rige por leyes, no por mi voluntad, no por nuestra voluntad.
Todavía les falta para descubrir las muchas leyes que permanecen ocultas, pero si saben que esas leyes existen, aunque aun no las conozcan.
Ya no tienen necesidad de nosotros, ya no tienen necesidad de seres mágicos que guíen sus pasos en la oscuridad y en la ignorancia.
Tomen en sus manos las riendas de su destino, averigüen las leyes que rigen todo y déjenme, dejenos descansar en paz.
No me usen para justificar sus ambiciones, sus deseos, sus intereses, sus desmanes o sus atrocidades. Por eso Hombre Todopoderoso te dirijo esta carta rogándote que me liberes de tus cadenas, de tus creencias, de tu ignorancia y de tus miedos.
Cada vez que sientas la tentación de creer en mi pregúntate quien ha creado a quien, ¿Sí dios al hombre, o el hombre a dios?
Por eso Señor, Hombre Todopoderoso, te lo ruego, libérame de la esclavitud a que me tienes sometido, deja que me disuelva en la nada de la que un día me creaste, nos creaste, a tu imagen y semejanza.

jueves, 13 de julio de 2017

Reflexiones e Ideas - Miguel de Unamuno 2 (1864-1936)

* Obra de modo que merezcas a tu propio juicio y a juicio de los demás la eternidad, que te hagas insustituible, que no merezcas morir.

* A veces, el silencio es la peor mentira.

* La verdadera ciencia enseña, por encima de todo, a dudar y a ser ignorante.

* El progreso consiste en el cambio.

* Hay gentes tan llenas de sentido común, que no les queda el más pequeño rincón para el sentido propio.

* Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado.

* El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él.

* Es muy triste no sentirse amado, pero es mucho más triste no ser capaz de amar.

* Las lenguas, como las religiones, viven de herejías.

* Lo sabe todo, absolutamente todo. Figúrense lo tonto que será.

* Antes hay que desconfiar del que busca razones por las que nos beneficia, que del que nos beneficia sin buscar razones.

* Tu desconfianza me inquieta y tu silencio me ofende.

miércoles, 12 de julio de 2017

Reflexiones e Ideas - Miguel de Unamuno 1 (1864-1936)

* Cuanto menos se lee más daño hace lo que se lee. Cuantas menos ideas tenga uno y más pobres sean, más esclavo será de esas pobres y pocas ideas.

* Cuando se muere alguien que nos sueña, se muere una parte de nosotros.

* No des a nadie lo que te pida, sino lo que entiendas que necesita; y soporta luego la ingratitud.

* Sólo el que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible.

* Todo acto de bondad es una demostración de poderío.

* El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura.

* El aburrimiento es el fondo de la vida, y el aburrimiento es el que ha inventado los juegos, las distracciones, las novelas y el amor.

* Se viaja no para buscar el destino sino para huir de donde se parte.

* El fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando.

* Hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento.

* Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece más aún por lo que de nosotros mismos nos descubre, que por lo que de él mismo nos da.

* Si sientes que algo te escarabajea dentro, pidiéndote libertad, abre el chorro y déjalo correr tal y como brote.

martes, 11 de julio de 2017

Cuentos cortos - El lenguaje de la vida (Cayetano Arroyo)

Una rana se montó encima de una tortuga y así iban hablando. Decía la rana:
-¿Cómo es posible que te tomes la vida con tanta tranquilidad? ¿Cómo es posible que andes tan despacio?
Y la tortuga le respondió:
            -No es el tiempo que tardas lo que cuenta, sino lo que has aprendido al llegar. Tú vas saltando a todas partes, pero ¿qué has vivido de todo cuanto atraviesas en tu camino? No estás en ninguna parte, aunque vayas a todas. Yo, sin embargo, estoy donde estoy y el camino que recorro nunca más lo olvido ni lo he de volver a andar.

lunes, 10 de julio de 2017

Cuentos cortos - Enseñanza (Cuento Zen)

Un monje de dijo a un maestro zen:
            -Acabo de entrar en este monasterio. Por favor enséñame.
El maestro preguntó:
            -¿Has comido tu potaje de arroz?
El monje respondió:
            -Ya he comido.
El maestro concluyó:
            -Entonces será mejor que laves tu plato.

sábado, 8 de julio de 2017

El arte de amargarse la vida - Paul Watzlawick

Un hombre quiere colgar un cuadro. El clavo ya lo tiene, pero le falta un martillo. El vecino tiene uno. Así pues, nuestro hombre decide pedir al vecino que le preste el martillo. Pero le asalta una duda: “¿Y si no quiere prestármelo? Ahora recuerdo que ayer me saludó algo distraído. Quizás tenía prisa. Pero quizá la prisa no era más que un pretexto y el hombre abriga algún resentimiento contra mí. ¿Qué puede ser? Yo no le he hecho nada; algo se le habrá metido en la cabeza. Si alguien me pidiese prestada alguna herramienta, yo se la dejaría enseguida. ¿Por qué no ha de hacerlo él también? ¿Cómo puede uno negarse a hacer un favor tan sencillo a otro? Tipos como éste le amargan a uno la vida. Y luego todavía imagina que dependo de él. Sólo porque tiene un martillo. Esto ya es el colmo”.
Así, nuestro hombre sale precipitado a casa del vecino, toca el timbre, se abre la puerta y, antes de que el vecino tenga tiempo de decir ”buenos días”, nuestro hombre le grita furioso:
        ”¡Quédese con su martillo, so penco!”

viernes, 7 de julio de 2017

Cuentos cortos - El pájaro (Cuento Zen)

Se cuenta la historia de un Maestro que todos los días hablaba a sus discípulos. Cierta mañana subió al estrado y justamente cuando iba a comenzar a hablar un pájaro se posó en la ventana y comenzó a cantar con toda su alma. Después se calló y se fue volando.
El sabio dijo entonces: "Se ha terminado la charla de esta mañana".

jueves, 6 de julio de 2017

Cuentos cortos - Las ranas y la nata (Cuento chino)

Dos ranas saltaron dentro de un cubo de nata en una lechería.
            -Más vale que nos demos por vencidas --croó una de ellas mientras se esforzaba en vano por salir-- Estamos perdidas.
            -Sigue nadando --dijo la otra-- Saldremos de alguna manera.
            -Es inútil --chilló la primera-- Es demasiado espeso para nadar, demasiado blando para saltar, demasiado resbaladizo para arrastrarse. Como de todas maneras hemos de morir algún día, mejor que sea esta noche.
Así dejó de nadar y pereció ahogada. Su amiga siguió nadando y nadando sin rendirse. Al amanecer se encontró sobre un bloque de mantequilla que ella misma había batido. Y allí estaba, sonriente, comiéndose las moscas que acudían en bandadas de todas direcciones.

miércoles, 5 de julio de 2017

Reflexiones e Ideas - José Luis Sampedro 2 (1917-2013)

*El sistema está roto y perdido, por eso tenéis futuro.

*En tu hambre mandas tú.

*¿La gente está loca? No, la gente está manipulada.

*Europa es como un jefe que nunca se pone al teléfono.

*Este mundo está traicionando a la vida.

*El sistema ha organizado un casino para que ganen siempre los mismos.

*Nos educan para ser productores y consumidores, no para ser hombres libres.

*¿Tenemos mucho tiempo libre para vivirnos, o pedimos constantemente que nos vivan? ¡No hemos aprendido a vivir!.

*La austeridad es muy triste cuando nos la imponen, pero no cuesta ningún trabajo cuando se tiene.

*Hay culturas periféricas donde el ser algo es más importante que el tener algo. Mientras quer aquí no se es más que lo que se tiene y el que no tiene no es.

*No me interesa la felicidad y no creo que dependa de mayor o menor inteligencia. Pero desde luego no exigir demasiado hace más fácil llevarse bien con uno mismo, que es mi sustituto de la felicidad.

*Que la gente acepte los recortes y los vea casi necesarios se debe a una de las fuerzas más importantes que motivan al hombre; el miedo. Gobernar a base de miedo es eficacísimo. Si usted amenaza a la gente con que los va a degollar, y luego no los degüella, pero los explota, los engancha a un carro... Ellos pensarán; bueno, al menos no nos ha degollado.

martes, 4 de julio de 2017

Reflexiones e Ideas - José Luis Sampedro 1 (1917-2013)

*La libertad es como una cometa. Vuela porque está atada.

*El tiempo es invencible porque él mismo se destruye a cada instante.

*El tiempo no es oro; el tiempo es vida.

*Porque es tocando fondo, aunque sea en la amargura y la degradación, donde uno llega a saber quién es, y donde entonces empieza a pisar firme.

*Qué importa mi boca cerrada, ¡cuando piensas con el alma te oyen!

*Deberíamos vivir tantas veces como los árboles, que pasado un año malo echan nuevas hojas y vuelven a empezar.

*Uno escribe a base de ser un minero de sí mismo.

*Hay dos clases de economistas; los que quieren hacer más ricos a los ricos y los que queremos hacer menos pobres a los pobres.

*Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no sirve de nada.

*Es asombroso que la Humanidad todavía no sepa vivir en paz, que palabras como 'competitividad' sean las que mandan frente a palabras como 'convivencia'.

*Desde la infancia nos enseñan; primero a creer los que nos dicen las autoridades, los curas, los padres... Y luego a razonar sobre lo que hemos creido. La libertad de pensamiento es al revés, lo primero es razonar y luego creeremos lo que nos ha parecido bien de lo que razonamos.

lunes, 3 de julio de 2017

Cuentos cortos - La no violencia (Cuento Zen)

En una apartada aldea, una serpiente había mordido a tantos de sus habitantes que eran muy pocos los que se atrevían a aventurarse en los campos.
Pasó el tiempo y corrió la noticia de que, debido a su santidad, un Maestro había domesticado a la serpiente y la había convencido de que practicara la disciplina de la no-violencia.
Pronto, los habitantes de la aldea descubrieron que la serpiente se había hecho inofensiva; de este modo, se dedicaban a tirarle piedras y a arrastrarla de un lado a otro agarrándola por la cola sin miedo alguno.
La pobre y apaleada serpiente se arrastró una noche hasta la casa del Maestro para quejarse. El Maestro le dijo: "Amiga mía, has dejado de atemorizar a la gente y eso no es bueno".
-"¡Pero si fuiste tú quien me enseñó a practicar la disciplina de la no-violencia!
-"Yo te dije que dejaras de hacer daño, no de silbar".

sábado, 1 de julio de 2017

Cuentos cortos - Quizás (Cuento taoísta)

A un granjero, sus paisanos lo consideraban afortunado porque tenía un caballo que utilizaba para labrar y transportar la cosecha. Un día, el caballo se escapó y los vecinos fueron a consolarle por aquella grave pérdida. Todos le decían: ¡Qué mala suerte has tenido! La respuesta del granjero fue un sencilla: quizás.
Pocos días después, el caballo regresó trayendo consigo dos yeguas salvajes. Los aldeanos acudieron esta vez a comentarle su buena suerte, a lo que volvió a contestar: quizás.
Al día siguiente, el hijo del granjero trató de domar una de las yeguas, pero ésta lo arrojó al suelo y el joven se rompió una pierna. Los vecinos lamentaron su mala suerte, pero el padre respondió otra vez: quizás.
Una semana más tarde aparecieron en el pueblo los oficiales de reclutamiento para llevarse a los jóvenes al ejército. El hijo del granjero fue rechazado por tener rota la pierna. Los aldeanos comentaron la buena estrella del granjero, mas éste contestó nuevamente: quizás.

viernes, 30 de junio de 2017

Cuentos cortos - La iluminación (Cuento Zen)

Llevaba tiempo intrigado un discípulo sobre cómo conseguir la iluminación pero no se atrevía a preguntarle a su maestro. Un día, no puede contenerse más:
¿Qué debo hacer para llegar a la Iluminación, Maestro?
-Nada.
¿Cómo es eso...?
-La Iluminación no es cuestión de "hacer". La Iluminación se produce.
Entonces, ¿no puede alcanzarse nunca?
-Por supuesto que puede alcanzarse.
¿Y cómo?
-No haciendo.
¿Y qué hay que hacer para llegar a no hacer?
-¿Qué hay que hacer para dormirse o para despertarse?

jueves, 29 de junio de 2017

Reflexiones e Ideas - Jean Paul Sartre 3 (1905-1980)

*El héroe o el cobarde no nace héroe o cobarde, se hace lo uno o lo otro como consecuencia de una decisión propia; no valen pretextos.

*El mundo, la vida, no tienen un sentido a priori. Sólo se puede hablar del sentido que cada uno le da, de los valores que cada uno inventa.

*Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es.

*No perdamos nada de nuestro tiempo; quizá los hubo más bellos, pero este es el nuestro.

*Nada de cuanto ocurre al hombre merece el calificativo de inhumano; es decir, no existen los hechos accidentales, todo lo que sucede, todo lo que el hombre puede imaginar, hay que cargarlo en la cuenta de lo humano.

*El hombre es el porvenir del hombre.

*El existencialismo no es una forma de ateísmo... Más bien dice que, aunque dios existiera, nada cambiaría.

*La conciencia sólo puede existir de una manera, y es teniendo conciencia de que existe.