jueves, 18 de enero de 2018

Cuentos cortos - El bote (Thich Nhat Hanh)

Un hombre estaba remando en su bote corriente arriba durante una mañana muy brumosa.
De repente vio que otro bote venía corriente abajo, sin intentar evitarle. Avanzaba directamente hacia él, que gritaba:
- ¡Cuidado! ¡Cuidado!
Pero el bote le dio de pleno y casi le hizo naufragar.
El hombre estaba muy enfadado y empezó a gritar a la otra persona para que se enterara de lo que pensaba de ella. Pero cuando observó el bote más de cerca, se dio cuenta de que estaba vacío.

miércoles, 17 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (45) I Ijón - Imbornal - Implarse - Ingeritos - Intercadente - Invernía - Íria - Isia - Isiar

-Ijón: Aguijón.
-Imbornal: Gárgola o teja por donde desaguan los tejados.
-Implarse: Estar a punto de llorar.
-Ingeritos: Burla con que se imita a las personas que tienen algún defecto físico.
-Intercadente: Molesto, incómodo.
-Invernía: Lugar que acumula hielo por no dar nunca el sol.
-Íria: Erial.
-Isia: Prisa, velocidad.
-Isiar: Correr velozmente.

martes, 16 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (44) H Hondal - Hontaco - Hontanía - Hontanilla - Hornija - Huelga - Hueveriar - Humero - Humillo - Hundidero - Huraca

-Hondal: Parte más baja de una tierra de cultivo.
-Hontaco: Pequeño manantial hundido.
-Hontanía, hontanilla: Lugar donde hay muchos manantiales.
-Hornija: Leña menuda que llevan las aves para hacer el nido.
-Huelga: Huella en la nieve o camino hecho al pisar sobre ella.
-Hueveriar: Fisgar, olisquear, entrometerse en algo.
-Humero: Mancha de humo en la pared o el techo.
-Humillo: Aroma que desprende una bebida alcohólica.
-Hundidero: Agujero, socavón o hundimiento, en general.
-Huraca: Pequeño agujero en el suelo.

lunes, 15 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (43) H Halusca - Hamarrasca - Hambrera - Harparse - Hembrilleta - Hermar - Higo - Hilar - Hiñar - Hojasco - Hompar

-Halusca: Helada invernal.
-Hamarrasca, fomarrasca: Hojarasca; leña menuda.
-Hambrera: Apetito voraz.
-Harparse: Romperse o rasgarse una prenda.
-Hembrilleta: Lazada.
-Hermar: Levantar, poner firme.
-Higo: Rabo de la boina.
-Hilar: Encaminarse hacia algún lugar.
-Hiñar: Quejarse un animal.
-Hojasco: 1) Rama seca. 2) Roble joven.
-Hompar: Tragar el humo al fumar.

sábado, 13 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (42) G Gochipera - Gocitear - Golostrear - Gorgoritear - Gorguñín - Gorgutir - Grinaldo - Gucifear - Guigle - Guilar - Guingle - Gurgutir - Gutir - Gurugú

-Gochipera: Casa miserable, pequeña y sucia.
-Gocitear: Fisgar.
-Golostrear: Comer dulces o solo aquello que gusta más.
-Gorgoritear: Hervir un líquido.
-Gorguñín: Cosa pequeña.
-Gorgutir: Protestar, regañar, contestar.
-Grinaldo: Herido, maltrecho.
-Gucifear: Fisgar.
-Guigle: Idioma extranjero.
-Guilar: Ver.
-Guingle: Cristal de yeso.
-Gurgutir, gutir: Protestar, rechistar.
-Gurugú: Tronera del tejado.

viernes, 12 de enero de 2018

Cuentos cortos - El joven y el anciano (Cuento del Oriente Próximo)

Un joven llegó a la entrada de un pueblo y acercándose a un anciano le preguntó:
-¿Qué clase de persona vive en este lugar?
El anciano respondió con otra pregunta:
-¿Qué clase de persona vive en el lugar de donde tú vienes?
-Bueno, un grupo de egoístas y malvados –replicó el joven-. Estoy feliz de haberme ido de allí.
A lo que el anciano contestó
-Lo mismo vas a encontrar aquí.

Ese mismo día, otro joven se acercó al anciano y preguntó:
-¿Qué clase de personas viven en este lugar?
El viejo respondió con la misma pregunta:
-¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde tú vienes?
El joven entonces le dijo:
-Gente magnífica, honesta, amigable, hospitalaria, me duele mucho haberlos dejado.
-Lo mismo encontrarás aquí -respondió el anciano.

Un hombre que había oído ambas conversaciones preguntó al viejo:
-¿Cómo es posible dar dos respuestas diferentes a la misma pregunta?
A lo cual el anciano respondió:

-Cada cual lleva en su corazón el medio ambiente donde vive. Aquel que no encontró nada nuevo en los lugares donde estuvo, no podrá encontrar otra cosa aquí. Aquel que encontró un amigo allá, podrá encontrar también amigos aquí, porque la actitud mental es lo único en tu vida sobre lo cual puedes mantener control absoluto.

jueves, 11 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (41) G Gallazo - Galleta - Gapucheo - Garabatillo - Garambainas - Garduña - Garibolo - Garlear - Garrancho - Garrapalo - Gatupiar - Gilio - Gistro

-Gallazo: Enganchón que se hace en la ropa o desgarro en la piel.
-Galleta: Forma de beber a chorro.
-Gapucheo: Jaleo.
-Garabatillo (de-): Se dice de algo extraordinario o especialmente fuerte y grande.
-Garambainas: Vueltas y revueltas entrelazadas que hace un objeto lanzado al aire o una persona entrelazando las piernas.
-Garduña: Borrachera.
-Garibolo: Caseta pequeña.
-Garlear: Hablar mucho, con presunción y poco sentido.
-Garrancho: Cualquier elemento que se clava en la piel.
-Garrapalo: Palo grueso y tosco que se usa a veces como cachava.
-Gatupiar: Desordenar algo o crear la confusión y el caos en una situación dada.
-Gilio: Mimo.
-Gistro: Se dice de lo mal hecho.

miércoles, 10 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (40) F Frasca - Frates - Friera - Fuchiqueras - Fuelga - Fumarro - Funtano - Furruñoso - Fusique

-Frasca: Conjunto de gente mala.
-Frates: Amigos o compinches.
-Friera: 1) Leche desnatada. 2) Manantial de agua fría.
-Fuchiqueras: Restos de comida que quedan adheridos a la comisura de los labios.
-Fuelga: Terreno que se siembra un año sí y otro no.
-Fumarro: Cigarro grueso y basto liado a mano.
-Funtano: Manantial.
-Furruñoso: Roñoso, oxidado.
-Fusique: Aplicado a la ropa, estrecho.

martes, 9 de enero de 2018

Cuentos cortos - La vecina poco limpia (Cuento moderno)

Una pareja de recién casados se mudó a un barrio muy tranquilo y familiar. Todas las casas contaban con jardín donde jugar, reunirse la familia y los amigos, y otras actividades caseras.
En la primera mañana en la casa, mientras tomaba café, la mujer reparó a través de la ventana, que una vecina colgaba las sábanas en el tendedero.
- ¡Qué sábanas tan sucias cuelga la vecina en el tendedero! - dijo la mujer - Quizás necesite un jabón nuevo. ¡Ojalá pudiera ayudarla a lavar las sábanas!
El marido miró y quedó callado.
Y así, cada dos o tres días, la mujer repetía su discurso, mientras la vecina tendía sus ropas al sol y al viento. Al mes, la mujer se sorprendió al ver a la vecina tendiendo las sábanas bien limpias. Le dijo a su marido:
- ¡Mira!. ¡La vecina aprendió por fin a lavar la ropa! ¿Le enseñaría otra vecina?
El marido le respondió:
             - No cariño, hoy me levanté más temprano y lavé los cristales de nuestra ventana.

lunes, 8 de enero de 2018

Cuentos cortos - La deuda con el vecino (Cuento judío)

Había una vez dos amigos que al mismo tiempo eran vecinos. Un día uno le pidió al otro cinco mil ducados prestados, prometiendo devolvérselos el jueves de la otra semana.
Llegó la noche del miércoles y quien había pedido prestado, no podía dormir. Estaba intranquilo, muy nervioso. Su mujer, al ver esto, le preguntó:
-¿Qué te pasa, Moshe?
El marido le contestó:
-Pasa, que le he pedido prestados cinco mil ducados a Jacobo y le prometí pagárselos mañana. Lamentablemente, no pude reunir el dinero y esto me molesta tanto, que ni siquiera me deja dormir.
-Espera -le dijo la mujer. 
Se acercó a la ventana y llamó a su vecino Jacobo. Este se levantó y le preguntó medio dormido:
-¿Qué pasa, Rivka?
-Sabes, -contestó ella- que mi marido debería devolverte mañana los cinco mil ducados que tú le prestaste. Bueno, pues tengo que avisarte que no podrá pagarlos por el momento.
Cerró la ventana con mucho apuro y volviéndose hacia su marido, le dijo:
             -Ahora, será él quien no podrá dormir.

domingo, 7 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (39) F Foles - Folín - Follacal - Follín - Fomarrasca - Fontaneda - Forcadilla - Forol - Forola - Fosoque - Frañir

-Foles: Bolsas y colgajos que hace un traje mal hecho.
-Folín: Polvo.
-Follacal: Montón de hojas caídas.
-Follín: 1) Follaje. 2) Cualquier hierba que crece entre las hortalizas.
-Fomarrasca, hamarrasca: Hojarasca; leña menuda.
-Fontaneda: Especie de fuente, fontana.
-Forcadilla: Voltereta.
-Forol, forola: Burbuja del agua de lluvia.
-Fosoque: Espantapájaros.
-Frañir: Romper, quebrar.

viernes, 5 de enero de 2018

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (38) F Farrado - Farrapera - Farraspo - Farullar - Fatada - Fato - Fenda - Finfinear - Fínife - Fisfar - Fispar

-Farrado: Hojarasca.
-Farrapera: Aguanieve.
-Farraspo: Resto de comida.
-Farullar: Hacer las cosas precipitada y descuidadamente.
-Fatada: Bobada, estupidez.
-Fato: Se dice de una persona antipática y desagradable.
-Fenda: Grieta en la pared.
-Finfinear: Lloviznar.
-Fínife: Cínife.
-Fisfar, fispar: Hurtar.

jueves, 4 de enero de 2018

Reflexiones e Ideas - Sri Pandit Jawaharlal Nehru (1889-1964)

* La libertad y el poder conllevan responsabilidad.

* La felicidad es algo más bien fugaz, sentirse realizado es quizás un sentimiento más duradero.

* No se puede cambiar el curso de la historia a base de cambiar los retratos colgados en la pared.

* Si no se controlan, las fuerzas de una sociedad capitalista tienden a hacer más ricos a los ricos, y más pobres a los pobres.

* La mayoría de nosotros rara vez se toman el trabajo de pensar. Es un proceso problemático y fatigoso y a menudo lleva a conclusiones incómodas. Pero las crisis y bloqueos, cuando se producen, tienen la ventaja de que nos obligan a pensar.

* Cuando tenía algún problema solía decir filosóficamente: "esperemos que la madeja se desenrede sola".

* Cultura es el ensanchamiento de la mente y del espíritu. Nunca es un estrechamiento de la mente o una restricción del espíritu humano o el espíritu del país.

* Un líder o un hombre de acción en una crisis casi siempre actúa inconscientemente y luego piensa en los motivos de su acción.

miércoles, 3 de enero de 2018

Cuentos cortos - Un viejo inútil (Cuento Zen)

Pasó el tiempo y un granjero se hizo tan viejo que ya no podía trabajar los campos. Así que pasaba el día sentado en el pórtico. Su hijo, aún trabajando la granja, levantaba la vista de vez en cuando y veía a su padre sentado allí. “Ya no es útil”, pensaba el hijo para sí, “¡no hace nada!”.
Un día el hijo se frustró tanto por esto, que construyó un ataúd de madera, lo arrastró hasta el pórtico, y le dijo a su padre que se metiera dentro.
Sin decir nada, el padre se metió. Después de cerrar la tapa, el hijo arrastró el ataúd al borde de la granja, donde había un elevado acantilado. Mientras se acercaba a la pendiente, oyó un débil golpeteo en la tapa desde adentro del ataúd.
Lo abrió. Aún tendido allí, pacíficamente el padre miraba hacia arriba a su hijo:
-Sé que vas a lanzarme al acantilado, pero antes de que lo hagas, ¿puedo sugerir algo?
-¿Qué? contestó el hijo.
-Arrójame desde el acantilado, si quieres, dijo el padre, pero guarda este buen ataúd de madera, ya que tus hijos pudieran necesitarlo.

martes, 2 de enero de 2018

Cuentos cortos - Contrabandeo (Cuento Sufí)

Un guardia fronterizo, solo en el desierto, ve todos los días pasar a Nasrudín camino al país vecino con un caballo que porta dos grandes bolsas. Sospechando un contrabando, lo detiene y le ordena abrir las bolsas, pero solo encuentra arena.
Al día siguiente vuelve a aparecer Nasrudín, y, más desconfiado aún, vuelve a ordenarle abrir las alforjas para encontrarse solo con ramas secas.
Un nuevo día, un nuevo paseo de Nasrudín y ante la requisitoria del guardia, solo aparece paja en los morrales.
Sigue pasando Nasrudín y la incómoda situación se repite, semana tras semana, mes tras mes, año tras año.
Hasta que llega el día en que el guardia decide retirarse a disfrutar en paz de su ancianidad. Ese último día vuelve a pasar Nasrudín, como siempre llevando de la brida al caballo. Esta vez el guardia vuelve a detenerlo, pero para confesarle sus sospechas de siempre. Aún más, tan intrigado está, que le promete a Nasrudín que, si le dice la verdad y esta verdad era la que temía, lo dejaría marchar en tranquilidad y no lo denunciaría. Y para su sorpresa, Nasrudín admite que sí, que todos esos años estuvo contrabandeando debajo de sus narices. Asombrado, entonces el guardia le pregunta ansioso qué era lo que contrabandeaba ya que él, por mucho empeño que puso, jamás había podido encontrar nada.
Y Nasrudín le responde:
           -Caballos.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (37) F Fafaleras - Falamiendro - Falandrayo - Falamperno - Falampo - Falco - Falepa - Farrapo - Falifo - Falispa - Falispear - Farracada

-Fafaleras: Restos de comida que quedan adheridos a la comisura de los labios.
-Falamiendro, falandrayo: Harapo.
-Falamperno: Suciedad, grasa pegada, restos de comida.
-Falampo, falispa: 1) Chispa. 2) Copo de nieve.
-Falco: Especie de barranco formado por el agua de lluvia.
-Falepa, farrapo: Copo de nieve.
-Falifo: Ropa de vestir vieja y rota.
-Falispa, falampo: 1) Chispa. 2) Copo de nieve.
-Falispear: Comenzar a llover o nevar muy ligeramente.
-Farracada: Gran cantidad de cualquier cosa, especialmente en desorden.

sábado, 30 de diciembre de 2017

Cuentos cortos - El campesino hambriento (Cuento japonés)

Un campesino que no tenía con qué alimentar a su familia se acordó un día de desesperación de la costumbre que prometía una fuerte recompensa al que fuera capaz de desafiar y vencer al maestro de una escuela de espadas.
Aunque no había tocado un arma en su vida, el campesino desafió al maestro más famoso de la región. El día fijado, delante de un publico numeroso, los dos hombres se enfrentaron.
El campesino, sin mostrarse nada impresionado por la reputación de su adversario, lo espera a pie firme, mientras que el maestro de espadas estaba un poco turbado por tal determinación.
-¿Quién será este hombre?, pensaba. Jamás ningún villano hubiera tenido el valor de desafiarme. ¿No será una trampa de mis enemigos?
El campesino, acuciado por el hambre, se adelantó resueltamente hacia su rival. El maestro dudaba, desconcertado por la total ausencia de técnica de su adversario. Finalmente, retrocede movido por el miedo. Antes incluso del primer asalto, el maestro siente que será vencido. Bajó su espada y dijo:
-Usted es el vencedor. Por primera vez en mi vida he sido batido. Entre todas las escuelas de espadas, la mía es la más renombrada. Es conocida con el nombre de “La que en un solo gesto lleva diez mil golpes”. ¿Puedo preguntarle, respetuosamente, el nombre de su escuela?
-La escuela del hambre -respondió el campesino.

viernes, 29 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (36) E Estorroño - Estragado - Estragar - Estralingar - Estranguar - Estranquillar - Estrapajar - Estrelucirse - Estrullón - Esvolver

-Estorroño, estrullón: Desconchón.
-Estragado: 1) Se dice de lo roto o desordenado. 2) Se aplica a la persona que come o bebe con ansia.
-Estragar: 1) Molestar, fastidiar, resultar alguien excesivamente impertinente. 2) Comer con ansia. 3) Mellar o desgastar el filo de cualquier objeto cortante. 4) Restregar.
-Estralingar: Romper, destrozar.
-Estranguar: Desvencijar.
-Estranquillar: Romper, destrozar
-Estrapajar: Machacar.
-Estrelucirse: Transparentarse algo.
-Estrullón, estorroño: Desconchón.
-Esvolver: Volver algo.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Palabras del castellano tradicional que no aparecen en el DRAE (35) E Espingar - Espiringolar - Espolín - Espolvorizarse - Espulgadura - Espurrir - Estarivel - Estelingarse - Estoligarse - Esterrencia - Estornicar

-Espingar: Trepar, levantar, empujar hacia arriba.
-Espiringolar: Sujetar, prender.
-Espolín: Riña, trifulca.
-Espolvorizarse: Salir a airearse.
-Espulgadura: Conjunto de briznas de tabaco suelto que caían por el bolsillo del fumador.
-Espurrir: 1) Aplastar algo a golpes. 2) Exprimir, estrujar.
-Estarivel: Trasto, cosa inútil.
-Estelingarse, estoligarse: Colgarse de la rama de un árbol para columpiarse.
-Esterrencia: Pesadumbre.
-Estornicar: Retorcer, torcer, dislocar.

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Cuentos cortos - Los cuatro mercaderes (Cuento árabe)

Cuatro mercaderes muy amigos en una racha de buena fortuna consiguieron vender el total de sus mercancias en una sola jornada y para celebrarlo decidieron resfrescarse en una casa de baños regentada por una anciana viuda.
Antes de entrar y para evitar malentendidos los cuatros hombres dejaron dicho a la anciana que a no ser que los cuatro estuvieran presentes no les entregase el dinero, así evitarían robos entre ellos y la anciana accedió.
Sucedió que mientras se bañaban se dieron cuenta que faltaba el jabón y uno de ellos decidió salir a pedírselo a la anciana.
–Vengo de parte de mis compañeros para que me dé el dinero- dijo el pícaro a la pobre anciana.
–Eso no puede ser, no puedo daros el dinero hasta que los cuatro estéis presentes y de mutuo acuerdo.
El mercader se acercó a la puerta de los baños y gritó a sus compañeros:
–La vieja no quiere dármelo si vosotros no me dais permiso…así que gritadlo para que se oiga…
-Sí, vieja, dáselo, dáselo y pronto- contestaron los tres mercaderes que creían que hablaban del jabón.
La anciana, pues, confundida le entregó el dinero al pícaro que escapó de allí como alma que se lleva el diablo.
Al salir del baño y entender lo sucedido los tres mercades estafados y enfadados decidieron culpar a la anciana y llevarla a juicio para meterla en prisión como única culpable del robo.
El día antes del juicio la anciana no cabía en sí de pena y se puso a llorar en la puerta de su casa…
-¿Por qué lloras noble anciana? La interrumpió un niño pequeño que la miraba triste.
-Déjame con mi pena, mañana iré a juicio y acabaré con mis viejos huesos en la cárcel.
-Anciana, si me cuentas tu problema y te doy una solución ¿Me darás una moneda para comprar avellanas?
-Si  me das una respuesta -sonrió la anciana ante la dulzura del niño- la tendrás.
-De acuerdo -dijo el niño tras oír la historia- mañana te presentarás al juez con estas palabras:
-“Señor Juez, ellos me confiaron el dinero a condición de que no se lo entregara a no ser que los cuatro estuviesen presentes; así que, si consiguen reunirse con su colega y vienen a pedírmelo los cuatro, yo se los devolveré”.
Al día siguiente, el juez dejó libre de cargos a la anciana, ante la rabia de los tres mercaderes.
El niño, cuentan, que llegó a ser unos de los grandes consejeros de la corte.